¿Cómo incorporar las energías renovables para que el sistema de calefacción sea más sostenible? Energía solar térmica, fotovoltaica, aerotermia, geotermia… son muchas las medidas que se pueden implementar.

Si quieres conocer qué ventajas tiene incorporar las energías renovables a tu sistema de calefacción, ¡sigue leyendo y descubrirás cómo!

 

Ventajas de energías renovables (y sus beneficios frente a las no renovables)

Implementar energías renovables tiene múltiples ventajas.

  • A diferencia de los combustibles fósiles, utilizar energías renovables para los sistemas de calefacción y climatización no produce emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, causantes del efecto invernadero.
  • Además, las energías renovables son recursos inagotables, que tienen un impacto positivo en la economía, ya que impulsan el empleo local y regional.
  • También reducen la dependencia energética del exterior (alrededor del 70% de la energía que se consume en España se importa de otros países).

 

¿Qué tipos de energías renovables se pueden aplicar a los sistemas de calefacción?

España es uno de los países europeos con mayor potencial  para recoger la energía del Sol:

  • Cuenta con una situación geográfica privilegiada y una climatología adecuada.
  • Está situada entre los 36° y los 44° latitud Norte, por lo que nuestro país recibe una intensidad de radiación solar muy superior a la de otras regiones del planeta (incluso por encima de las zonas ecuatoriales).

mapa energía solar

 

Fuente: IDAE. “Manuales de energías renovables. Energía solar térmica

 

Energía solar térmica

La energía solar térmica aprovecha la radiación solar, a través de captadores solares, para calentar un fluido (generalmente agua con anticongelante) que circula por su interior.

Esta energía  en forma de agua caliente se intercambia, traspasándose al agua de consumo, la cual se acumula en un depósito hasta ser utilizada.

Principalmente, la energía solar térmica se emplea en calentar agua caliente por tubería de consumo en el sector residencial y el sector servicios.

No obstante, también se utiliza para otros usos: calentamiento de piscinas, calefacción, refrigeración (mediante la combinación de energía solar y máquinas de absorción) y usos industriales.

 

Energía solar fotovoltaica

La energía solar fotovoltaica emplea la radiación solar, que incide en sus módulos, para producir energía eléctrica.

Esta energía puede almacenarse en baterías para ser utilizada posteriormente para su posterior consumo en sistemas aislados de la red eléctrica, o bien inyectarse en la red.

La energía solar fotovoltaica, puede ser empleada para alimentar sistemas de calefacción de geotermia y aerotermia.

 

Aerotermia

Energía aerotermica es la energía almacenada en forma de calor en el aire ambiente. Esta energía se puede aprovechar para producir calefacción y agua caliente con un sistema de bomba de calor.

Las bombas de calor aerotérmicas extraen calor del aire a través del evaporador y lo transfieren al interior de un edificio a través del condensador. Si son reversibles, se invierte el ciclo y se transfiere el calor del interior del edificio impulsándolo al entorno natural.

 

Geotermia

La energía geotérmica es aquella que está almacenada en forma de calor debajo de la superficie sólida de la tierra.

Considerando toda la superficie de la Tierra, la potencia geotérmica total que nos llega desde el interior es de 4,2 x 1012 J, según datos del IDAE.

Se trata de una cantidad inmensa de energía, pero sólo una fracción de ella puede ser utilizada por la humanidad.

 

Remica ayuda a integrar energías renovables en sistemas de calefacción

¡No es ciencia ficción! Ya son muchas las viviendas que se benefician de las ventajas que aportan las energías renovables a su sistema de calefacción.

Y esta tendencia está en auge ya que es un paso imprescindible, no solo para mejorar la eficiencia energética de los inmuebles, sino también para ir más allá y lograr edificios de energía cero.

Incluso, en el futuro, habrá edificios capaces de producir más energía de la que consumen, de modo que dicha energía podrá ser aprovechada por otras infraestructuras.

En Remica contamos con una experiencia de más de tres décadas en la gestión de instalaciones de calefacción y climatización, y de integración de energías renovables en estos sistemas.

¡Pídenos consulta sin compromiso! Teléfono. 91 396 03 03 / o a través de este formulario