Válvulas con cabezal termostático: así funcionan

//Válvulas con cabezal termostático: así funcionan

Colocadas en los radiadores, las válvulas con cabezal termostático son un elemento imprescindible para obtener la temperatura de confort que las personas necesitan, sin que ello suponga un derroche de energía ¡Así funcionan!

 

 ¿Cómo funciona la válvula con cabezal termostático?

Las válvulas regulan el caudal de agua caliente que entra en el radiador. A más caudal de agua entra en el radiador, más calor se emite a la habitación y también se consume más energía.

Existen válvulas en las que la regulación de caudal se realiza de manera manual. Y también existen válvulas con cabezal termostático, que regulan el caudal de manera automática. En las válvulas con cabezal termostático este actúa automáticamente cuando la temperatura de la habitación sube o baja con respecto a la temperatura elegida por el usuario.

  • Cuando la temperatura sube por encima de la deseada, el cabezal termostático cierra el paso de agua caliente y el radiador se enfriará.
  • Si la temperatura de la habitación baja, el cabezal abrirá la válvula para que vuelva a pasar agua caliente al radiador y subir así la temperatura de la habitación.

Es importante recordar que en instalaciones de calefacción central, las válvulas termostáticas permiten limitar la temperatura de una estancia frente a las consignas generales, siempre tomando como tope la temperatura media solicitada por la comunidad de vecinos y programada en la sala de calderas.

 

 

¿Dónde se instalan?

Las válvulas con cabezal termostático se instalan en los radiadores de las estancias principales como sala de estar, comedor o dormitorios ya que es en estos donde se produce una mayor demanda de calor y, por tanto, en los que se consume más energía.

 

¿Existen distintos tipos de cabezales termostáticos?

Los cabezales termostáticos pueden ser de varios tipos.

  • Los cabezales mecánicos o térmicos llevan impresos una numeración, de 1 a 5, que se corresponde con la temperatura que se desea alcanzar en la habitación.
  • También se puede optar por instalar cabezales electrónicos, que permiten programar diferentes temperaturas y horarios para distintas habitaciones. El ajuste y la programación se realizan mediante un teclado sobre el propio cabezal. Llevan incorporada una pantalla de cristal líquido.
  • Además, existen cabezales electrónicos con actuación a distancia en los que puede programarse la temperatura y el horario a distancia desde un solo punto, a través de un cronotermostato centralizado que habitualmente se ubica en el salón. Además, existe la opción de controlarlos vía Internet desde un smartphone o tablet.

tipos de cabezales termostáticos

 

Un caso práctico

Pongamos un ejemplo. Imaginemos una familia que reside en un edificio de viviendas con sistema de calefacción central, en el que se ha optado por la individualización, es decir, por instalar válvulas termostáticas en los radiadores, para que cada vecino pueda regular la calefacción en función de sus necesidades. Y en donde también se han colocado repartidores de costes  para poder medir el consumo energético de cada radiador de la vivienda.

Cuando la familia se marche de vacaciones y la vivienda permanezca vacía * podrán cerrar los radiadores para que no consuman y, por tanto, pagar menos en su factura de calefacción.

Si, además, han instalado cabezales electrónicos con actuación a distancia, podrán controlar la temperatura de su hogar desde un smartphone. De ese modo, el día que planeen regresar podrán establecer a distancia la temperatura a la que quieren encontrarse en cada zona de la casa (por ejemplo, pueden programar una temperatura de 22 grados en el salón y de 18 grados centígrados en las habitaciones).

 

¿Quién debe instalar válvulas termostáticas en los radiadores?

La instalación de válvulas con cabezal termostático y repartidores de coste debe ser realizada por una empresa instaladora o mantenedora autorizada en instalaciones térmicas de edificios.

Entre otras actuaciones, para una correcta indivualización de consumo es necesario realizar un equilibrado hidráulico que garantice que todos los radiadores de la vivienda calentarán adecuadamente. Y también es probable que haya que cambiar bombas de las calderas comunitarias  para que la instalación funcione de manera óptima.

¿Quiere más información? Contacte con los consultores energéticos de Remica. ¡Más de tres décadas de experiencia nos avalan! Teléfono 91 396 03 00. Email: remica@remica.es

2018-05-04T13:44:39+00:00 12 marzo, 2018|

Deje su comentario