La Península Ibérica cuenta con seis tipos o zonas climáticas diferenciadas en España: Oceánica, Continental, Mediterránea, de Montaña y Sutropical.  Cada una de estas regiones tiene sus propias características en cuanto a temperaturas y precipitaciones, lo que influye en la forma en la que los hogares consumen calefacción.

 

Tipos de climas y zonas climáticas en España

 

Clima Oceánico

Se da en Galicia y la Cornisa Cantábrica, una zona climática determinada por su cercanía al mar.

En este clima las temperaturas tienden a ser suaves todo el año (entre 10-20 grados centígrados), presentan precipitaciones abundantes por los vientos húmedos del atlántico, por lo que el tipo de vegetación es boscosa, con predominio de hayas, robles y castaños.

 

Clima Continental

Esta zona climática se ubica en el centro de la Península Ibérica (en la Depresión del Ebro y la Meseta). Las temperaturas tienden a ser extremas, con inviernos largos y fríos y veranos frescos en el norte y cálidos en el sur.

Las precipitaciones son escasas y tormentosas en verano, más abundantes en el Valle del Ebro. Los árboles no tienden a formar bosques y predominan especies como las encinas o los pinos.

 

Clima Mediterráneo

El clima mediterráneo se registra en la zona la Andalucía Atlántica, Baleares, Ceuta y Melilla.

Las temperaturas suelen ser elevadas en verano y suaves en invierno, mientras que las precipitaciones son escasas e irregulares. Esto da origen a que existan zonas más áridas en Murcia y Almería.

La vegetación suele estar compuesta por árboles de hoja perenne, encinas y alcornoques.

 

Clima de Montaña

El clima de montaña es típico de los Pirineos, el Sistema Central y la Cordillera Penibética. Registra temperaturas bajas con inviernos largos y muy fríos y veranos cortos y calurosos. Las precipitaciones son abundantes, más frecuentes a medida que aumenta la altitud. La vegetación es escasa y predominan el pino y el roble.

 

Clima Subtropical

El clima subtropical se encuentra frecuentemente en las Islas Canarias. Las temperaturas son suaves todo el año y están muy condicionadas por los vientos que proceden del Sahara. Las precipitaciones, en cambio, son escasas y las islas más orientales, como Lanzarote y Fuerteventura son las más áridas.

 

zonas climáticas España

FUENTE: ntic.educacion.es

 

 

Tipos de calefacción en España

En España se cuentan algo más de 17 millones de viviendas. Predominan los hogares en pisos (12.039.741) frente a las viviendas unifamiliares (5.159.889), según datos de la Oficina Europea de Estadística (EUROSTAT) y el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE).

De media, casi la mitad de la energía que gastan las familias españolas se destina a calentar sus viviendas. Naturalmente, esto varía  mucho de unas zonas climáticas a otras.

 

Calefacción central

Tomando en cuenta estos datos, y el predominio de bloques de viviendas, cabría esperar que la configuración de las viviendas propiciara que en nuestro país existiera un elevado número de hogares de calefacción central.

Sin embargo, datos del IDAE muestran que tan solo el 10% tiene una instalación centralizada, mediante la cual se da servicio a un conjunto de hogares, por lo general de un mismo bloque o comunidad.

La explicación a este fenómeno podría estar en que el sistema de calefacción central es más eficiente en grandes bloques de edificios, y especialmente zonas en las que el frío arrecia con más intensidad en invierno. Por ello, este tipo de instalaciones es frecuente en comunidades como Madrid, donde el clima es Continental.

 

Calefacción individual

Por su parte, más de un 25% por ciento de las viviendas tiene una instalación de calefacción individual, independiente del resto de viviendas. Este tipo de calefacción se encuentra en distintas zonas climáticas.

 

Calefacción por elementos independientes

Por último, la mayoría de hogares españoles tienen calefacción por elementos independientes, es decir, estufas, radiadores y convectores eléctricos, bombas de calor y otros equipos.

 

Hogares sin calefacción

En algunos lugares de España, como por ejemplo en el clima Subtropical, la temperatura es moderada a lo largo del año. Por ello, aproximadamente un 15% de las viviendas españolas no tienen ningún sistema de calefacción.

 

 

Calefacción y transición energética

D. José Porras, presidente de Remica, considera que la transición energética es un hecho y que, en el sector de la calefacción, esto se traducirá en un cambio profundo que desembocará en la desaparición paulatina de las energías fósiles para aportar calor. «Ya no se trata de cambiar un combustible por otro, sino de cambiarlo por un no combustible, igual que está pasando en el mundo del automóvil», explica.

Remica es una compañía preparada para ayudar tanto a las comunidades de propietarios como a las empresas y a negocios  a adaptarse a este cambio y a integrar energías renovables en sistemas de calefacción y agua caliente sanitaria. Un buen ejemplo de ello es el proyecto realizado en el Hotel Cullera Holiday.

Este hotel contaba con una instalación de unos diez años de antigüedad, que producía agua caliente sanitaria mediante calderas de gas propano. Estas calderas estaban dimensionadas para generar la producción de ACS del Hotel.

Para sustituir el sistema de ACS del Hotel Cullera Holiday se tuvieron en cuenta dos factores principales. Por un lado, la nueva instalación debería cubrir todas las necesidades actuales del hotel. Por otro, debería tener un rendimiento energético mayor al de la antigua instalación.

Tras realizar un estudio comparativo, finalmente se optó por instalar en la cubierta del edificio un sistema de producción de ACS por aerotermia modelo QTON de LUMELCO de 30 kW de potencia y refrigerante CO2 de alta eficiencia (COP 4,3).

También en la sala de acumulación se colocaron tres depósitos de acumulación que, en su conjunto, tienen una capacidad total de 7.000 litros y se instaló, además, una nueva bomba de retorno de la marca WILO.

No obstante, se decidió mantener las calderas antiguas como elemento de apoyo. Esta decisión presenta varias ventajas:

  • En primer lugar, no se desmantela unas calderas totalmente operativas –lo que conllevaría un gasto extra – y, en cambio, se configuran para dar ‘respaldo’ si se produjera alguna avería o parada accidental del nuevo sistema de aerotermia.
  • Además, mantener las calderas existentes no supone un gasto extra en las labores de mantenimiento, ya que no estarán operativas a no ser que se produzca alguna emergencia o anomalía.
  • Otra ventaja de la instalación de ACS del Hotel Cullera Holiday es que dispone de dos sistemas de producción de agua caliente sanitaria utilizando dos combustibles diferentes (gas y electricidad). De modo que, el hotel, en caso de desearlo, puede activar uno u otro sistema en función de los precios de la energía para un tramo horario determinado. Con ello, el establecimiento puede reducir costes cuando se registren picos de consumo anormalmente altos.

 

Red de asociados de Remica

¿Quiere mejorar la eficiencia energética y sostenibilidad de su sistema de calefacción central y agua caliente sanitaria? Remica ofrece sus servicios a lo largo de la Península Ibérica gracias a su red de asociados que se puede consultar aquí.

Sea cual sea la zona climática en la que se ubique tu vivienda, ofrecemos soluciones de ahorro y eficiencia energética a medida de las necesidades de tu instalación comunitaria. Llámanos al 91 396 03 03 o escríbenos a través de nuestro formulario de contacto.

Solicite presupuesto sin compromiso Remica calefacción central