Una de las dudas más frecuentes en edificios de viviendas con calefacción central es si es obligatorio o no instalar contadores individuales, que permitan medir el consumo de calefacción realizado en cada vivienda.

La respuesta no es sencilla ya que* hay múltiples factores como la antigüedad de la edificación o la configuración de la red de tuberías que condicionan esta cuestión.

 

Remica repartidores de costes

Imagen: Repartidor de costes de calefacción


*a fecha de publicación de este artículo, 15 de abril de 2019

 

Es obligatorio en edificios de nueva construcción

El Real Decreto 1751/1998 (norma mediante la cual se aprueba el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios) estipula que  los edificios de nueva construcción con instalaciones térmicas comunitarias deben disponer de un contador de energía.

¿Por qué es importante medir el consumo energético que se realiza en cada vivienda?  Expertos estiman que se trata de una medida que potencia el ahorro energético en los edificios residenciales, ya que se paga en función del consumo realizado.

Además, es una importante fuente de datos ya que, por ejemplo, si no se mide el consumo energético es imposible identificar si están existiendo ineficiencias que provocan que las viviendas estén consumiendo más energía de la necesaria.

 

Edificios con calefacción central sin sistema de contabilización de energía

Sin embargo, existen miles de edificios con calefacción central en los que no existe ningún sistema que permita realizar una contabilización individualizada de la calefacción central.

En este tipo de edificaciones, los gastos de calefacción se repartían tradicionalmente entre todos los vecinos,  y se pagaba más o menos cuota en función de criterios como los metros cuadrados de la vivienda.

No obstante, se trata de un sistema muy poco preciso de repartir los gastos de calefacción entre los vecinos de una manera equitativa, en función del consumo realizado.

Aunque a fecha de publicación de este artículo todavía no se ha aprobado una ley española que regule la contabilización individualizada de consumos, esta cuestión es una asignatura pendiente ya que el  artículo 9 de la Directiva 2012/27/UE establece que  el 1 de enero de 2017 los hogares debían de contar con contadores individuales de calefacción.

 

De hecho, el incumplimiento de esta norma ha provocado que la Comisión Europea haya denunciado a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) “por no aplicar correctamente todos los requisitos establecidos en la directiva sobre eficiencia energética, en concreto en relación con los contadores individuales de consumo en edificios de apartamentos”.

 

Soluciones técnicas para instalar contadores individuales de calefacción central

Sea obligatorio o no, es recomendable instalar un sistema de contabilización energética que permita medir el gasto en calefacción, ya que eso potencia el ahorro y la eficiencia energética en el edificio.

Esta es la razón por la que muchas comunidades de propietarios ya se han adelantado y han apostado por realizar el cambio.

Técnicamente, existen dos posibilidades. Optar por una tecnología o por otra depende del tipo de red de distribución del sistema de calefacción:

 

  • Instalaciones de calefacción “en anillo”. En este tipo de estructura la red de tuberías tiene un único punto de entrada y de salida para cada vivienda, por lo que es factible instalar contadores individuales en cada inmueble.
  • Instalaciones de calefacción central “en columna”. En este tipo de instalaciones, el radiador de la estancia del primer piso comparte entrada con la misma del piso superior y así sucesivamente. Por ello, no es técnicamente viable instalar contadores y se deben usar repartidores de costes de calefacción para medir el consumo de calor de cada radiador.
calefaccion en anillo y en columna-min

Fuente: Guía para reducir el gasto en calefacción central manteniendo el confort (Fenercom, 2016)

 

 

La diferencia entre los contadores y los repartidores de costes es que, mientras que el contador de energía  mide realmente la energía que consume el sistema de calefacción de cada usuario, los repartidores de costes estiman la energía que emite el radiador sobre el que está montado.

Este proceso de “estimación” está perfectamente regulado. De hecho, los repartidores de costes de calefacción se utilizan desde hace más de ocho décadas en varios países europeos. Se instalan en cada uno de los radiadores de la vivienda siguiendo unas estrictas normas de montaje recogidas en la norma  UNE EN 834.

Pero además de medir el consumo de calefacción, es conveniente que la instalación de contadores /repartidores de costes se complemente con la colocación de válvulas termostáticas en los radiadores. Así, además de ‘medir’ el consumo, los usuarios pueden regular la temperatura de su hogar para adaptarla a sus necesidades reales de confort.

Para más información sobre instalación y funciones de las válvulas termostáticas, te recomendamos el artículo Válvulas termostáticas: Cinco aspectos imprescindibles que debes saber

 

 

Remica, empresa certificada con la Marca N de Servicios de Medición y Reparto de Consumos de AENOR

En Remica no solo contamos con una gran experiencia en la gestión y optimización de instalaciones térmicas. ¡Somos la empresa líder en mantenimiento de instalaciones térmicas central en la Comunidad de Madrid!

Además, nuestros procedimientos siguen los más altos estándares de calidad. Entre otros certificados, disponemos del Certificado Marca N de Servicios de Medición y Reparto de Consumos de AENOR.

Realizamos un estudio personalizado. Consulta sin compromiso  a nuestros consultores energéticos en el teléfono 91 396 03 03 y en el email comercial@remica.es.