La mayor parte del consumo energético de las ciudades se destina a calefacción y ACS

//La mayor parte del consumo energético de las ciudades se destina a calefacción y ACS

Teniendo en cuenta que actualmente el 70% de los ciudadanos europeos vive en áreas urbanas, el Club Español de la Energía (ENERCLUB) ha resumido en una guía sobre Energía y Ciudades todos los hitos en los que un ciudadano medio utiliza energía en las urbes. Un estudio en el que ha contado con la colaboración de investigadores del CIEMAT para la parte dedicada a edificación.

Según este documento, la calefacción (43%) y el agua caliente sanitaria, ACS, (18%) representan la mayor parte de los usos energéticos en los núcleos urbanos. La pregunta es ¿se puede disminuir este consumo?

 

Consumo de energía y población en las ciudades

  • La población urbana pasó de 2.300 millones de personas en 1994 a 3.900 en 2014.
  • En la actualidad se estima que esta cifra ronde los 7.400 millones, en todo el planeta, con unas expectativas de crecimiento de 6.300 millones más en 2050.
  • En Europa, actualmente el 70% de los ciudadanos viven en áreas urbanas y, en ellas, se produce el 85% del Producto Interior Bruto (PIB) de la UE.

Fuente: CIEMAT

 

La rehabilitación energética, la mejor solución en el sector residencial español

En España,  el consumo energético en el sector residencial es elevado debido, en gran parte, a la antigüedad de las viviendas. Nuestro país cuenta en la actualidad con 25,2 millones de viviendas, de las cuales, más de la mitad fueron construidas antes de los años setenta.

Se trata, por tanto, de un parque de viviendas envejecido, en el que recurrir a las rehabilitaciones energéticas está siendo la mejor salida. Eso, unido a una mejora de las envolventes, o el uso de aislamientos parecen ser las vías de optimización que, según el CIEMAT, debe seguir el sector ante la próxima edición, en 2018, de la modificación del Código Técnico de la Edificación (CTE).

Gran parte del sector residencial europeo también es ineficiente

En la UE, también existe un amplio margen de mejora energética en el sector residencial. Según el Análisis de un sistema de objetivos de referencia europeo para 2030,elaborado por la organización de cambio social, The Energy Coalition (TEC), el sector de la vivienda en la UE tiene un ahorro potencial en términos de costes y eficiencia de más del 60%.

Además, según EuroACE (alianza de compañías por la eficiencia energética en los edificios) el 90% de los edificios existentes hoy en día en la Unión Europea continuará existiendo en 2050. Teniendo en cuenta que entre el 70% y el 90% son ineficientes, deberían someterse a procesos de rehabilitación energética y de mejora del aislamiento térmico.

La Unión Europea necesita seguir haciendo esfuerzos para mejorar en eficiencia energética

Según el Objetivo del 20% de Eficiencia Energética, los países de la UE deberían reducir el consumo energético en un 20% en 2020, lo que en cifras absolutas significa que no deben superarse las 1.483 millones de toneladas equivalentes al petróleo (Mtoe) de energía final y 1086 Mtoe de energía primaria.

Sin embargo, datos publicados por la Oficina Europea de Estadística (Eurostat) muestran que el consumo energético de la UE está todavía por encima de los objetivos fijados. Según Eurostat,  el pasado 2016 no se cumplió las metas de eficiencia energética fijados por la Unión Europea al superarse en un 4% los objetivos de consumo de energía primaria y en un 2% el consumo de energía final.

Para  tratar de que la UE cumpla con los objetivos pactados para 2020, potenciar la eficiencia energética en los edificios constituye un motor de cambio muy importante. Solo en España, los edificios tanto residenciales como públicos del sector terciario, son responsables del 30% del consumo energético que se realiza en el país.

Un consumo energético excesivo también se relaciona con un aumento de la polución ambiental

Más consumo energético innecesario también significa más polución ambiental, sobre todo en entornos urbanos cada vez más masificados. Se estima que la población urbana pasó de 2.300 millones de personas en 1994 a 3.900 en 2014.

Según figura en la guía sobre Energía y Ciudades, en el caso de partículas contaminantes inferiores a 5 micras, más de la mitad proceden del sector residencial, concretamente de la combustión incompleta en cocinas (biomasa), calefacción (biomasa y carbón) e iluminación (queroseno), y su concentración es especialmente relevante en países en desarrollo.

 

Un uso más racional del consumo energético no significa una pérdida de prestaciones

Realizar un consumo energético más racional pero, que al mismo tiempo, las personas disfruten de todo el confort y las prestaciones que necesitan es posible.

Las empresas de servicios energéticos como Remica ayudan a sus clientes a ahorrar energía, lo que deriva en un ahorro tanto económico como de emisiones de CO2.

Diseñamos y ponemos en marcha de proyectos que garanticen una gestión eficiente de la energía y somos especialistas en monitorizar, medir y controlar el gasto energético y verificar el nivel de ahorro generado tras la puesta en marcha de cada proyecto.

¡Contacta con nosotros! Teléfono:  91 396 03 00 / email: remica@remica.es

2018-05-03T13:54:16+00:00 26 febrero, 2018|

Deje su comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies. Si continúas navegando,aceptas su uso

ACEPTAR
Aviso de cookies