Gracias a una instalación solar térmica acometida por Remica Servicios Energéticos, los vecinos de una comunidad de propietarios formada por 80 viviendas en Carabanchel Alto (Madrid) aprovechan la energía solar para obtener calefacción y agua caliente sanitaria (ACS).

El edificio es de uso residencial, está configurado en forma de bloque abierto de seis plantas y siete portales. Y las viviendas tienen un tamaño de entre 65 y 105 m2.

Aunque la instalación térmica prioriza la aportación energética del campo solar para producir agua caliente y calefacción, también cuenta con el apoyo de dos calderas que garantizan la continuidad del suministro.

Tras la puesta en marcha de la instalación, los beneficios han sido notables:

 

Configuración de la instalación solar térmica

La instalación consiste en un sistema solar de circulación forzada, formado por circuito primario de paneles solares de circuito cerrado y secundario mediante acumulación de agua de consumo para ACS mediante inter-acumuladores, y aporte de calefacción mediante intercambiador de placas.

En la fase de diseño y puesta en macha se ha tenido especial atención a temperaturas de trabajo, desde -20ºC hasta 180-240ºC, en cuanto a dilataciones, temperaturas de trabajo de elementos del circuito primario, sistemas de expansión, aislamientos y protecciones.

Además, se ha sobredimensionado el sistema de intercambio (∆T intercambiadores ≤ 5ºC) y se ha dispuesto equilibrado y sistema de purga por cada batería de paneles.

Operación y mantenimiento

Además, para  que el funcionamiento fuera un éxito, Remica Servicios Energéticos ha tenido en cuenta los siguientes aspectos:

¿Podemos ayudarle a gestionar su instalación solar térmica? ¿Quiere sopesar si en su comunidad es factible instalar un campo solar?

Nuestros consultores energéticos le informan. Solicite información online o llámenos al 91 396 03 00.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.