No se ve pero es muy importante. Una buena climatización del comercio hace que los clientes se sientan a gusto y que no tengan prisa por marcharse del local, lo que multiplica las posibilidades de que la venta llegue a producirse.

Se trata de brindar esa sensación de confort que no se siente conscientemente, pero que sin embargo se nota cuando falta porque las personas que acuden al comercio no se sienten cómodas.

Además de ser buena para los negocios, la mejora de la eficiencia energética en la climatización de los locales comerciales también tiene beneficios para toda la sociedad. De hecho, se estima que, aplicando mejoras de eficiencia energética, el sector comercial tiene un potencial de reducción del consumo energético estimado del 30%.  Pero, ¿cómo lograrlo?

Seis consejos para una climatización eficiente en comercios

Consejo 1: Dejarse asesorar por un profesional del sector

Para lograr optimizar el consumo energético en el local comercial, lo mejor es dejarse asesorar por un consultor energético que realice un estudio de cada caso y que sugiera medidas adaptadas a las necesidades de cada local comercial.

Algunas recomendaciones a tener en cuenta son:

  • Recurrir a instaladores autorizados y utilizar equipos de buena calidad asegurará que las medidas adoptadas dan los resultados deseados.
  • Evitar el sobredimensionamiento de los sistemas de climatización/refrigeración ya que el desgaste de los equipos reducirá su vida útil y multiplicará sus necesidades de mantenimiento.
  • No mantener los climatizadores/refrigeradores por debajo de su eficiencia, ya que funcionan peor.

Consejo 2: Comprar equipos de alta eficiencia energética

Aunque habitualmente los equipos de alta eficiencia energética son más caros, consumen menos energía y, por ello, se amortizan a corto plazo.

¿En qué hay que fijarse para saber la eficiencia energética de cada aparato?

  •   EER: coeficiente de eficiencia energética de frío
  •   COP: coeficiente de eficiencia energética de calor

 Consejo 3: Adoptar ‘buenos hábitos’

Pequeños gestos cuentan y mucho a la hora de reducir el consumo energético en la climatización de los locales comerciales.

  • Deben evitarse los cambios bruscos entre temperatura interior y exterior; la diferencia no debe superar los 10 grados. En invierno se recomienda graduar el termostato a 20 grados y en verano a 25.
  • Desconectar el sistema de climatización 30 minutos antes del cierre permite un considerable ahorro de energía.
  • Es mejor ventilar a primeras horas de la mañana aprovechando que el aire exterior es más fresco.

Consejo 4: Utilizar sistemas de regulación y control

Para un consumo eficiente de la energía, es necesario utilizar sistemas de gestión y control para la regulación eficiente del acondicionamiento térmico del establecimiento, con control de temperaturas y control de ventilación.

  • En el caso de la calefacción, es necesario instalar válvulas termostáticas en los radiadores que permitan regular la temperatura según las necesidades térmicas del local.
  • La situación de los termostatos es un factor fundamental para el correcto funcionamiento de la instalación: no deben colocarse cerca de fuentes de frío o calor.

Consejo 5: Evitar pérdidas de energía

Aislar convenientemente el establecimiento evita pérdidas de energía y fugas de aire. Se calcula que, entre el 25-30% de las necesidades de calor se deben, generalmente, a problemas de cerramiento.

Es necesario, por tanto, revisar el estado de ventanas, puertas y cristales y también el aislamiento de muros, paredes, cubiertas y suelos.

  • Instalar sistemas de cierre automático que eviten que se escape el frío/calor.
  • El correcto aislamiento de ventanas y cristales de 2 o más capas permite una reducción de consumo energético y aumenta el aislamiento termal y auditivo.
  • Los cristales con recubrimiento de baja emisividad mejoran el aislamiento del establecimiento reduciendo las pérdidas de calor un 11%. Existen cristales y láminas de baja emisividad transparentes.
  • La existencia de un falso techo aislante puede conseguir hasta un 15% de ahorro energético.
  • Si existe un sótano debajo del local, aislar el suelo podría evitar hasta un 8% de pérdidas de energía.

Consejo 6: Realizar mantenimientos periódicos

Por muy eficientes que sean los sistemas de calefacción/refrigeración, no alcanzarán todo su potencial si no se realizan mantenimientos y revisiones.

  • Limpie los filtros interiores por lo menos una vez al mes.Mejorará la conservación de los aparatos y la calidad del aire.
  • En instalaciones de refrigeración por agua y/o sistemas de agua caliente sanitaria con acumulación y circuito de retorno, recuerde que debe adoptar medidas higiénico-sanitarias en sus instalaciones.

 

Fuente: Guía práctica de ahorro energético dirigida al comerciante