¿Cuánto se ahorra en calefacción gracias a los repartidores de costes?

//¿Cuánto se ahorra en calefacción gracias a los repartidores de costes?

Antes de que empiecen a bajar las temperaturas es buen momento para hacer los cambios o ajustes necesarios para poner a punto el sistema de calefacción central. De hecho, muchas comunidades aprovechan para instalar contadores/repartidores de costes y válvulas termostáticas en sus edificios.

De esa manera, se realiza un uso más racional de la calefacción  y las comunidades ahorran en la factura energética. Así lo demuestran diversos estudios, como el elaborado por la Universidad de Alcalá, que certifica ahorros de un 25% en calefacción gracias a la instalación de repartidores y válvulas termostáticas.

O, más recientemente, el informe elaborado por la Asociación Nacional de Instaladores de Repartidores de Costes de Calefacción (Anirca), que estima que los hogares españoles podrían ahorrar hasta 340 millones de euros en la factura anual de calefacción si se transpone a la legislación española la directiva europea que obliga a instalar repartidores de costes de calefacción.

 

Ahorro por hogar

Según los datos de Anirca, alrededor de 1,7 millones de hogares en España podrían verse afectados por esta medida*.

Sin embargo, estiman que el efecto de instalar repartidores de coste será positivo ya que podría suponer de media un ahorro de 200 euros anuales para los consumidores españoles, lo que equivale al 30% de la factura energética del hogar.

Un ahorro que se logra haciendo un uso más racional de la energía, lo que también resulta beneficioso para el medio ambiente ya que, al reducirse la quema de combustibles fósiles para producir energía para calefacción, también se evita la emisión de toneladas de gases contaminantes a la atmósfera.


*El proyecto de Real Decreto estipula que están excluidos de la obligación de instalar contadores o repartidores de costes los edificios de las zonas climáticas α, A y B, que esencialmente corresponden a las Islas Canarias, Islas Baleares y litoral mediterráneo.
Por su parte, los edificios de las zonas climáticas C, D y E, están obligados a instalar contadores o repartidores de costes salvo que:
  • Cuenten con un sistema de calefacción que no permita la medición (calefacción por radiadores conectados en serie, climatización por aire, transmisores de vapor…).
  • Si aun teniendo un sistema de distribución de calefacción por radiadores la instalación de repartidores de costes/contadores no es rentable.

¿Mejor instalar repartidores de costes o contadores de energía?

La función de los contadores de energía térmica y de los repartidores de costes es la misma: obtener datos para repartir los costes en función del consumo realizado por cada usuario.

Instalar uno u otro depende de cual sea la configuración de cada instalación de calefacción:

  • La medición del consumo se realiza mediante un contador de energía en viviendas “en anillo”. En estas instalaciones, las tuberías generales de distribución están dispuestas por plantas y en cada vivienda existe un circuito de calefacción independiente que conecta todos los radiadores y a su vez está conectado con la general del edificio.
  • En cambio, es necesario instalar repartidores de coste en viviendas con sistema de distribución “en columnas”, donde las tuberías están configuradas por columnas verticales, que de abajo arriba conectan los radiadores del edificio sin existir unión entre los distintos radiadores de la vivienda.

¿Por qué instalar válvulas termostáticas?

Aunque el borrador de Real Decreto no obliga a instalar válvulas termostáticas en los radiadores, resulta una medida imprescindible.

Y es que, si el objetivo es realizar un uso más racional y eficiente de la energía, no basta con contabilizar el consumo de calefacción, sino que hay que ofrecer al usuario la posibilidad de que pueda regular la temperatura a su conveniencia.

Y esto solo se puede hacer si se instalan válvulas termostáticas  en los radiadores.

Para saber más sobre qué son las válvulas termostáticas recomendamos el artículo Válvulas termostáticas: cinco aspectos imprescindibles que debes saber

Sobre la normativa que regula la instalación de repartidores de costes

El Ministerio de Energía, Industria y Agenda Digital hizo público el pasado mes de marzo de 2018 un Proyecto de Real Decreto por el que se regula la contabilización de consumos individuales en instalaciones térmicas de edificios, qué todavía está pendiente de su aprobación definitiva  (a fecha de publicación de este artículo, 27 de agosto de 2018).

Con ello, el Gobierno busca completar la transposición al sistema jurídico español el artículo 9 de la Directiva 2012/27/UE, que establecía que  el 1 de enero de 2017 los hogares debían de contar con contadores individuales de calefacción.

Es decir, que los legisladores españoles van con retraso en la aplicación de este artículo 9 de la Directiva.

De hecho, a principios de junio, la Comisión Europea envió un ultimátum a España para que transponga correctamente la normativa.

Para más información, recomendamos el artículo ¿Qué normativa regula la instalación de repartidores de coste y contadores en instalaciones de calefacción central?

2018-08-24T12:13:05+00:0027 agosto, 2018|

Deje su comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies. Si continúas navegando,aceptas su uso

ACEPTAR
Aviso de cookies