Nuestro blog oficial de Calefacción

calefaccion

8 agosto 2016, 12:43 pm


¿Por qué los repartidores de costes mejoran la eficiencia energética de las instalaciones térmicas?

repartidor de costesLos repartidores de costes de calefacción (también conocidos como distribuidores de costes) son dispositivos de medición del servicio de calefacción. Se utilizan en edificios residenciales con instalaciones térmicas comunes, donde los propietarios han decidido individualizar el servicio de calefacción para que en cada vivienda se pague únicamente por la energía y el calor que consumen.

No se trata de un sistema nuevo: los repartidores de costes de calefacción se llevan utilizando desde hace varias décadas en otros países europeos.

Para la instalación de estos dispositivos hay que tener en cuenta que:

  • En las instalaciones de calefacción central en anillo –con un único punto de entrada y salida para cada vivienda– suele ser viable instalar contadores individuales a la entrada de cada vivienda.
  • Es en las instalaciones de calefacción central en columna –en las que el radiador de una estancia del primer piso comparte entrada con la misma del piso superior y así sucesivamente– no suele ser técnicamente viable la instalación de contadores de consumo individuales, por lo que se utilizan repartidores de costes de calefacción para medir el consumo de calor de cada radiador.

 

Repartidores de costes y eficiencia energética

En un edificio residencial con calefacción central, los repartidores de costes permiten medir cuál es el consumo energético de cada vivienda.

Para que además los habitantes de las viviendas puedan regular la temperatura, es necesario que la instalación de repartidores de costes se complemente con la instalación de válvulas de cabezal termostático que permitan regular la temperatura de cada radiador.

Las válvulas tienen varios tipos de cabezales. Si se opta por instalar válvulas con cabezal termostático programable el usuario podrá determinar en qué horario es pertinente que funcione cada radiador, con el consiguiente ahorro energético que ello supone.

Según estudios realizados por la Asociación Europea de Repartidores de Costes de Calefacción (EVVE) y la Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefacción (AERCCA), “el ahorro potencial que se obtiene en una instalación de calefacción central en un edificio de viviendas, tan sólo por la instalación de un sistema que permita la contabilización individual de la calefacción, puede llegar a ser de hasta un 30%”.

 

¿Cómo se instalan los repartidores de costes?

Según explica la Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefacción Central, la instalación de los repartidores de costes es un proceso sencillo, en el que se deben cumplir las siguientes condiciones:

  • Se ubican sobre el radiador, por lo que habitualmente solo es necesario utilizar tornillos de sujeción. No es necesario realizar obras.
  • Deben instalarse en cada uno de los radiadores de la vivienda según las normas de montaje recogidas en la norma UNE EN 834.
  • Tienen un tamaño pequeño y no disponen de cables ni elementos que puedan afectar a la decoración de la vivienda.

Entre las ventajas de los repartidores de costes destaca que:

  • Son dispositivos asequibles. Se calcula que el coste de su instalación en una vivienda media puede ser hasta cuatro veces inferior a la instalación de un contador de energía.
  • Son electrónicos y funcionan con baterías de larga duración que pueden llegar a durar hasta 10 años sin necesidad de cargarse.
  • Son cómodos. Su lectura se realiza por radiofrecuencia. Por ello, no es necesario que los miembros del servicio técnico accedan a la vivienda para realizar las lecturas.

¿Cómo funcionan los repartidores de costes?

Los repartidores de costes de calefacción constan de las siguientes partes:

  • Una carcasa exterior
  • Dos sensores de temperatura
  • Un dispositivo de cálculo
  • Una pantalla
  • Una fuente de alimentación
  • Elementos de instalación
  • Un precinto o sello cuya misión es proteger la unidad contra manipulaciones no autorizadas

Según recuerdan desde AERCCA, de acuerdo con la norma EN 834:1994, los distribuidores de costes de calefacción miden dos temperaturas: la de la superficie del radiador y la temperatura ambiente de la habitación donde el radiador está instalado. La lectura visualizada corresponde al valor de la integral de tiempo de la diferencia de temperatura entre la superficie del radiador y la temperatura ambiente.

¡Contacta con Remica Servicios Energéticos!

Para más información sobre cómo instalar repartidores de costes o por qué conviene individualizar el servicio de calefacción central de la comunidad de propietarios, contacte con Remica. ¡Un equipo de más de 300 personas dedicadas al ahorro y la eficiencia energética responderán a todas sus dudas sobre la individualización de sus instalaciones térmicas!

Puede localizarnos en el teléfono  91 396 03 00 o en el email remica@remica.es

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes