Nuestro blog oficial de Calefacción

calefaccion

14 noviembre 2016, 6:09 pm


Problemas comunes en la renovación del sistema de calefacción

Algunos de los problemas comunes en la renovación del sistema de calefacción en una comunidad de propietarios suele ser la falta de financiación para realizar la obra, así como la falta de acuerdo entre los vecinos. ¿Cómo solucionarlo?

¿Cuántos vecinos deben estar de acuerdo?

Uno de los problemas comunes en la renovación del sistema de calefacción es poner de acuerdo a toda la comunidad de propietarios antes de acometer una obra de grandes características.

Para que pueda llevarse a cabo, deben estar de acuerdo 3/5 partes del total de votos y cuotas de la comunidad. Se trata de una mayoría que debe tomarse en relación con el “total” de los propietarios.

¿Cómo puede financiar una comunidad la renovación del sistema de calefacción?

Aunque parece que se aprecian ciertos cambios, tradicionalmente las entidades bancarias se han mostrado muy restrictivas a la hora de otorgar créditos para la financiación en comunidades de propietarios, por considerar que este tipo de operaciones eran arriesgadas. Y es que, aunque la Ley de Propiedad Horizontal les reconoce personalidad jurídica para contratar y, por tanto, responder frente a terceros con todos sus fondos y créditos, también es cierto que la misma ley establece que en caso de impago el acreedor deberá dirigirse contra cada propietario por la cuota que le corresponda.

Esta circunstancia es el principal hándicap al que se enfrentan las comunidades cuando desean solicitar un préstamo bancario para financiar obras de instalación y de mejora de sus sistemas de calefacción y climatización (y también cuando desean acometer cualquier otro tipo de actuación que requiera una inversión elevada).

La solución a esta situación puede estar en contratar con una ESE. Como empresa de servicios energéticos (ESE) dedicada a la rehabilitación, gestión energética y mantenimiento, en Remica, cuando detectamos dificultades de financiación en comunidades de propietarios, tratamos de ponerle solución.

Lo hacemos canalizando esta financiación a través de las escasas entidades financieras que apuestan con fuerza por este sector de actividad, así como financiando operaciones puntuales de algunos clientes; siempre teniendo en cuenta que nuestra misión es mejorar la eficiencia energética de las instalaciones y que la financiación es una labor que debe corresponder al sector financiero.

¿Existen ayudas?

En este 2016, la Comunidad de Madrid ha vuelto a convocar el Plan Renove de Salas de Calderas 2016, que proporciona ayudas a las reformas de las instalaciones térmicas con generadores de calor que no utilicen gas natural como combustible y ubicadas en el ámbito de la Comunidad de Madrid. Es decir, se subvenciona el cambio de calderas centralizadas o comunitarias que utilizan carbón, gasoil, electricidad, etc. por calderas de condensación que utilicen gas natural como combustible. Las condiciones de las subvenciones pueden consultarse en la web www.cambiatucaldera.com

El objetivo de este programa de ayudas es sustituir el consumo energético, incrementar la seguridad y reducir la contaminación, ya que las calderas de condensación aprovechan mejor el combustible, según señaló el exdirector general de Industria, Energía y Minas, Carlos López Jimeno, en la pasada Jornada sobre Transformación de Salas de Calderas para Uso Residencial.

El pasado 2015, la Comunidad de Madrid también convocó un Plan Renove de las salas de calderas, al que se adhirieron 63 empresas y se transformaron 147 salas de calderas que dan servicio a 6.200 viviendas en las que viven 18.600 ciudadanos. En la mayoría de los casos, el combustible sustituido fue el gasóleo (134 instalaciones), seguido del carbón (12 instalaciones) y la biomasa (1 instalación).

Complementariamente a estas nuevas instalaciones de producción y bombeo de agua de calefacción, se les está añadiendo repartidores de costes y válvulas termostáticas que van montados en los radiadores. Todas esas medidas de mejora dan lugar a ahorros de energía que pueden llegar a superar el 50% del consumo habitual.

 

¿Por qué renovar el sistema de calefacción?

  • Ahorro económico: Actualmente, el gas natural es la energía de suministro continuo más económica del mercado. Los equipos tienen un elevado rendimiento, puesto que, con la justa cantidad de combustible, ofrecen una gran potencia calorífica, consumiendo menor energía y recuperando antes los costes de instalación o sustitución. Con el gas natural disminuye la factura energética en la comunidad.
  • Comodidad: Además ofrece comodidad dado que el gas natural no necesita tener pedidos previos, su consumo se certifica a través de un contador y se ahorra espacio al no necesitar almacenamiento. Sus equipos requieren un mantenimiento mínimo y se pueden programar y telegestionar fácilmente para mayor control de su confort y consumo.
  • Eficiencia Energética: Más eficiencia energética ya que las calderas de condensación trabajan a baja temperatura y eso se traduce en ahorro de combustible.
  • Respeto al medio ambiente: La sustitución de calderas permite aprovechar mejor los gases que se producen en la combustión por lo que se consigue una menor emisión de gases CO2, CO y NOX.

Debido a la complejidad cada vez mayor de las instalaciones de calefacción y sus sistemas, hay que tener en cuenta siempre la opinión de una empresa especializada como Remica, con más de 30 año de experiencia en el sector, que puede ofrecer un asesoramiento en función de las necesidades de cada comunidad, ya que cada una cuenta con una situación individual que debe ser estudiada como la orientación, tipo de viviendas, instalación previa, aislamientos, entre otros.

Para contactar con Remica puede llamar al 91 396 03 00 o mandar un correo electrónico a remica@remica.es. Un profesional especializado estudiará su caso para poner en marcha el proyecto.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes